15 Ene, 2021

CONSEJOS PARA SER UN BUEN LÍDER DENTRO DEL EQUIPO

El líder, es la persona que tiene la capacidad de dirigir y guiar personas y equipos, inspirarlos a ser cada vez mejores y a cumplir con ciertos objetivos. Esa persona que influye en los demás de manera positiva.

Además, viene acompañado de ciertas características como, estrategia, adaptabilidad, disciplina, comunicación, visión, optimista, empático, entre otras.

A continuación, mencionamos 7 consejos vitales para convertirse en un buen líder:

1. Autoconocimiento:

Conocerse a sí mismo es de las primeras acciones para ser un buen líder. Ya que es considerado como un modelo a seguir. Debe conocer sus propios límites, sus objetivos, sus fortalezas y debilidades, debe aprender a comunicarse y comunicarse con el entorno.

2. Comunicación abierta, honesta y respetuosa.

Es importante que un líder, haga partícipes a todos los miembros involucrados en la toma de decisiones e informe de todas las situaciones que ocurren, ya que en conjunto es más rápido encontrar una solución efectiva que beneficie a todos.

Además, es importante, que sin importar las circunstancias mantenga una comunicación honesta y respetuosa hacia todo el equipo, esto generará confianza y lealtad. El respeto mutuo siempre debe estar presente.

Estas 3 son las cualidades de un líder que quiere sobresalir por la forma como se comunica con su equipo.

Adicional a esto, proporcionar feedbacks es necesario, para que las personas tengan una noción clara de la calidad del trabajo que están haciendo. Se deben resaltar puntos fuertes y puntos débiles.

3. Tomar decisiones de calidad en conjunto.

Debe tener confianza en el equipo y delegar responsabilidades y decisiones a las personas encargadas de gestionarlas, teniendo un seguimiento.

Recuerde siempre es importante tener en cuenta todas las soluciones, puntos de vista y generar un debate, para así tener mejores resultados.

4. Ser receptivo.

El líder, debe ser capaz de escuchar, estar abierto a ideas nuevas y diversas, a la retroalimentación y al cambio. Cuando un líder escucha al resto de personas, contribuyen a un ambiente de trabajo más integrado y armónico, lo que aportará positivamente a los resultados globales.

La postura receptiva es fundamental para la construcción de un liderazgo sano y que inspire.

5. Marcar objetivos claros y metas definidas.

Para alcanzar el objetivo final, es vital establecer metas claras durante el proceso, que servirán como guía para el equipo. Por otro lado, los objetivos finales deberán ser alcanzables y claros, esto debe venir acompañado de una planificación para que todo funcione y se tengan presentes los tiempos que dispone el grupo. Centrarse en los objetivos a corto plazo para después plantear los de largo plazo, generará eficiencia en el equipo.

6. Se Proactivo

Es importante asumir el control de cualquier situación dentro del equipo, sea positiva o negativa y saber actuar ante ellas y buscar alternativas. El líder, necesita adelantarse a ciertos acontecimientos y no esperar pasivamente. Aprovechar las oportunidades y tomar algunos riesgos también es vital.

Un líder proactivo, impartirá la proactividad dentro de la empresa, con el fin de proponer cambios y gestionar resultados más eficaces y positivos.

7. Reconocer el trabajo en equipo (sus logros).

El equipo siempre necesitará una motivación, por esto es importante que el líder reconozca y valore los logros y el buen desarrollo de cada persona. Esto reforzará la relación con el equipo y potenciará el sentido de pertenencia y el compromiso.

Camila Bohorquez

Equipo IngeusES